Auto-organización migrante

En la actualidad, millones de personas migran con el objetivo de construir una mejor vida para sí y para les suyes. La migración es tan antigua como la humanidad misma y hay diversas razones que la motivan. Sin embargo, en la actualidad cada vez más personas se ven obligadas a dejar sus territorios por la imposibilidad de conseguir una vida digna. Esto es el resultado del despojo y la inestabilidad económica-social causadas por las políticas globales de los países del Norte y sus aliados en el Sur. 

Migrar nos permite ver de primera mano que la divisón global del trabajo y el rol de nuestros pueblos en ella es la que permite la abundancia que existe en sociedades como la de Alemania. Existen diversas experiencias de migración. Hay quienes lo hacen con permisos de estudio o trabajo, visas de casamiento, pasaportes europeos, o quienes migran sin papeles y son criminalizades por los estados europeos. Todas estas experiencias forman parte, aunque de formas diferentes, de un proceso de creciente precarización de la vida migrante. Esta precariedad es sufrida con mayor crudeza por los cuerpos feminizados, ya que cargan en sus espaldas con la mayor cantidad de tareas de cuidados. Al venir a estas tierras para ciudar a les ancianes y niñes del Norte profundizamos la crisis global de ciudados. Vemos que tanto allí como acá, debemos tapar los huecos de un sistema institucional de ciudados (como la salud o la educación) que no cumple con las necesidades de las mayorias debido a la privatización y desinversión constante.  

La precarización es una realidad que nos afecta especialmente como migrantes, pero también es compartida con otros sectores oprimidos de la sociedad. Por eso consideramos importante la presencia en espacios barriales, en donde trabajamos de forma permanente con otros colectivos y con les vecines. Al mismo tiempo, no perdemos de vista la importancia de la presencia en las calles, en donde nos manifestamos con nuestras demandas y acompañamos las de otros colectivos migrantes y no migrantes.

Al migrar traemos algo de nuestros terriotorios con nosotres: traemos formas de vida, de relacionarnos, de sentir y desear. Estas formas son la semilla de la resistencia que queremos sembrar en los nuevos territorios que habitamos. Desde el Bloque Latinoamericano impulsamos la organización como migrantes para combatir la precarización de la vida. Actualmente nuestro trabajo se enfoca en dos esferas de las tantas afectadas por la precarización de la vida migrante: las condiciones laborales y el acceso a la vivienda. 

Nos organizamos contra la precariedad laboral

Desde el Bloque Latinoamericano generamos espacios para que les trabajadores migrantes podamos encontrarnos, reflexionar sobre nuestros derechos y encontrar estrategias comunes para defenderlos. Cada vez vemos más claro que el trabajo migrante es la base de la economía alemana, y somos nosotres quienes nos hacemos cargo de los trabajos en peores condiciones, como los cuidados, el delivery o la gastronomía. Cada vez vemos más claro que las plataformas como Helpling, Gorillas, Lieferando, Flink, etc. precarizan nuestras vidas y minan los derechos laborales. Pero también vemos que la población migrante está agotada de esta situación y responde activamente mediante la organización y la lucha. 

Nos organizamos por el derecho a la ciudad

Desde el Bloque Latinoamericano también queremos hacer frente a la crisis de acceso a la vivienda que afecta al conjunto de la población pero que golpea de forma aun más acentuada a les migrantes. En un contexto de especulación inmobiliaria y aumento brutal de los precios de los bienes de consumo, les migrantes somos quienes más dificultades tenemos para acceder a la vivienda, sobre todo porque al llegar a la ciudad tenemos pocas redes de contención, lo que nos expone a sufrir el racismo, la manipulación y el maltrato de les propietaries. A esto se suman las diversas violencias que tenemos que atravesar en nuestro paso por las insituciones públicas para realizar la agotadora lista de operaciones burocraticas necesarias para instalarnos en Berlin, y que a pesar de vivir muchos aqui este proceso se repite y profundiza. 

Ante una ciudad que nos excluye, respondemos con solidaridad mutua y organización: ¡la ciudad es para todes!

Publicaciones

Comer es político

“la ecologia sin lucha social, es simplimente jardineria” ♥  Chico Mendes Una de las primeras…

Leer más
1 2 3